Así es el mundo de las nuevas computadoras ultraportátiles


Desde su invención, el diseño de las computadoras portátiles siguió, en general, tres ejes de desarrollo: capacidad, peso y tamaño, balanceando la demanda del mercado con las posibilidades técnicas del momento y el precio resultante. Desde pantallas cada vez más grandes a procesadores más poderosos, los fabricantes han buscado ofrecer las mismas prestaciones que incluye una computadora de escritorio. Y hoy las diferencias son mínimas, con la notable excepción de las aceleradoras de video 3D.

Dos ejemplos de muestra: la Apple MacBook Air, que por unas semanas retuvo el trono de la notebook más delgada del mundo, hoy en manos de la Toshiba Portegé R505, y la Acer Gemstone Blue, con una pantalla LCD FullHD, con una resolución de 1920×1080 pixeles y reproductor de discos Blu-ray. Entre medio, una cantidad enorme de equipos.

Pero hubo uno que cambió algunas leyes del mercado y apuntaló una tendencia que había tenido algunos ejemplos tempranos: la de las computadoras ultramóviles económicas. Fue la Asus Eee 701, un equipo con una pantalla de 7″ y un precio modesto (US$ 350 en Estados Unidos) para un equipo de esas dimensiones. Es que hasta que salió a la venta, en octubre último, tener una ultraportátil era muy caro.

En vez de intentar meter en una carcasa pequeña los mismos componentes que una notebook convencional, en Asus optaron por un hardware más modesto, que les permitiera crear un dispositivo económico.

Para poder ofrecer algo semejante, claro, primero el desarrollo tecnológico tuvo que hacerlo posible: es decir, que hubiera procesadores económicos de rendimiento razonable, capaces de correr un sistema operativo moderno sin limitaciones.

En el caso de Asus, el equipo tiene un procesador Intel Celeron M a 800 MHz, 512 MB de RAM, Wi-Fi y 2, 4 u 8 GB de almacenamiento en un disco SSD; no es un rígido convencional, sino que usa memoria flash como la de una tarjeta para cámaras digitales. Parece poco, comparado con los equipos tradicionales, pero es ideal para el usuario que necesita un equipo pequeño (22 x 16 x 2 cm) y liviano (920 gramos) con el que realizar tareas sencillas.

Este punto fue crucial en el éxito de la Asus: está pensada como un equipo con el cual navegar, chatear, enviar e-mails, ver videos y realizar tareas simples de oficina. Parte de la idea del equipo es que lo use un estudiante y lo pueda tener en la mochila; no es un reemplazo de una PC de escritorio. El otro ítem que le dio notoriedad a la Eee fue que no ofrece Windows XP o Vista como primera elección, sino una distribución de Linux (Xandros), orientada justamente al uso sencillo del equipo y mantener el precio lo más bajo posible.

Quienes necesiten compatibilidad con alguna aplicación específica pueden usar XP, que según estimaciones de Asus estará en el 60% de estos equipos. Es un sistema operativo que está demostrando ser más longevo que lo esperado. De hecho, y ante la creciente popularidad de estas sub-notebooks económicas, Microsoft anunció que extenderá a junio de 2010 la venta de XP para integradores de PC de bajo costo.

El equipo de Asus tiene un precio en Estados Unidos que ronda los US$ 399 ; en nuestro país, dependiendo de la configuración y el vendedor, oscila entre 1600 y 1900 pesos. La semana última se anunció un nuevo modelo, el 900, similar al anterior, pero ofrece más espacio de disco, 1 GB de RAM y una pantalla de 8,9 pulgadas.

Ese es el tamaño de display elegido por HP para su Mini-note, una sub-notebook económica que compite con la Eee. El chip es de Via, una compañía reconocida por hacer procesadores de rendimiento modesto y poco gasto de energía; HP ofrece varias configuraciones, con chips de entre 1 y 1,6 GHz, hasta 2 GB de RAM, discos SSD o rígidos de hasta 160 GB, y la posibilidad de elegir entre Suse Linux o Windows Vista. Su precio, en Estados Unidos, va de US$ 500 a 750. A diferencia de la Eee, la Mini-note tiene un teclado apenas más chico que el estándar.

Para mediados de este año se espera la aparición de equipos similares de Acer, Dell y MSI; según los analistas, llevarán el nuevo procesador Intel Atom, diseñado por la compañía específicamente para dispositivos ultraportátiles: es de tamaño reducido y bajo consumo de energía. Acer planea varios modelos, con un precio inicial aproximado de 470 dólares.

Otra compañía que compite en el mercado es Everex, con sus modelos Cloudbook (US$ 399) y Cloudbook MAX, de prestaciones similares a la Eee PC; en el caso de la MAX, la sub-notebook incluirá GPS y una antena WiMax. La Cloudbook original ofrece la distribución de Linux gOS.

Intel comercializa en el país su notebook educativa Classmate para consumidores finales a través de Exo; tiene una pantalla de 7″, 2 GB de disco, Wi-Fi y 1,4 kg de peso, y un precio de 1499 pesos. A principios de este mes la compañía anunció una nueva versión, con pantalla de 9″ y procesadores Atom, pero todavía no está a la venta.

Las UMPC

Antes de la Eee PC, sin embargo, ya se hablaba de una clase de dispositivos ultraportátiles, denominados UMPC (por las siglas en inglés de PC ultra móvil). El foco de estos dispositivos estaba en integrar una computadora convencional en una carcasa pequeña, y disponer de pantallas táctiles con teclados pensados para ser usados con los pulgares antes que con varios dedos.

Si la Toshiba Libretto definió en 1996 lo que era una notebook diminuta, con una línea de equipos cuya última versión apareció en 2005, fue la compañía Oqo la que marcó la dirección que seguirían las PC de mano, al presentar un equipo con una pantalla de 5″ y un teclado que se oculta detrás de la pantalla. Sony también tiene un par de modelos de este tipo, en su línea UX; en el país se vende la UX380FN ($ 7999) y la UX480FN ($ 9300), con discos de 40 GB o más, uno o dos GB de RAM, Wi-Fi, procesadores Vía C7 o Intel Core Solo, y todo el soporte para pantallas táctiles que ofrecen Windows XP y Vista. Estos equipos pesan menos de medio kilo.

Samsung, con sus Q1A y Q1B, y Gigabyte, con su M700, también tienen modelos de UMPC con pantallas táctiles, aprovechando unos controles extra que Microsoft desarrolló en 2006 para este tipo de dispositivos, conocido como Proyecto Origami; la segunda versión se espera para mediados de este año.

A mitad de camino entre la mininotebook y la UMPC está la Packard Bell EasyNote S18P, similar a la Eee PC, pero con una pantalla de 7″ táctil. Tiene un chip AMD Geode, 1 GB de RAM, disco de 80 GB, Wi-Fi, Windows XP y un peso menor a un kilo. Su precio local es de 3999,90 pesos.

Pero quizá quien mejor ha combinado el poderío de una PC con la practicidad de un equipo ultraportátil es HTC, que recientemente lanzó al mercado su modelo Shift. En el hemisferio norte tiene un precio aproximado de US$ 1500; Movistar España lo ofrece, con un abono de celular, por 899 euros.

Tiene las dimensiones de la Asus Eee, con una pantalla táctil de 7″ y un teclado pequeño, al que suma Windows Vista, Wi-Fi, 1 GB de RAM y un disco de 40 o 60 GB. Incluye una antena GSM y 3G, por lo puede usar un servicio de banda ancha móvil. Además, agrega una aplicación, SnapVUE , capaz de acceder al e-mail, calendario, SMS y listados de contactos sin necesidad de iniciar Vista, algo muy práctico en un dispositivo pensado para ir todo el día en la mochila o el bolso: el lugar ideal para llevar una PC ultraportátil.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s