Fibertel en problemas


Para no entrar en cuestiones políticas que no condicen con la temática del blog, pero sin dejar de lado el tema en su totalidad, ya que gran parte del motivo de esta decisión del gobierno tiene que ver con una confrontación con un grupo económico, la noticia tecnológica del día en Argentina es que, por decisión del Ministerio de Planificación Federal de la Argentina, la empresa proveedora de internet Fibertel, perteneciente al operador de televisión por cable Cablevisión, deberá dejar de prestar servicios como ISP en un plazo de 90 días por no poseer su licencia como operador en vigencia.

El motivo de este anuncio de caducidad y posterior plazo para que los cerca de 1,5 millones de usuarios se cambien de proveedor está argumentado en que la adquisición del ISP Fibertel por parte de Cablevisión en 2002 no incluía los permisos y licencias como herencia para operar como proveedor de internet a Cablevisión, por lo que automáticamente la licencia quedó revocada en esa operación.

A pesar de que esta operación fuera autorizada en 2002 por la Inspección General de Justicia en ese momento, el ministro de Planificación Julio de Vido sostuvo que “nunca fue aprobada por el Estado Nacional”.

A esto se suma que en 2006 se fusionaron los dos principales operadores de televisión por cable de la Argentina, Multicanal y Cablevisión, fusión que incluyó todas las empresas pertenecientes a cada grupo, entre las cuales se encontraban los ISP Fibertel y Prima (Flash) y Fullzero (internet gratuito). Esta fusión que generó un conglomerado económico predominante en el mercado de internet y cable del país fue autorizada por la Secretaría de Comercio Interior y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC).

En el momento de la fusión de estas empresas, el mercado de internet y televisión por cable del país se encontraba en un momento de crecimiento exponencial por lo que la operación colocaba a este grupo de empresas en una posición dominante del mercado. Lo que hoy sostiene el Gobierno Nacional es que, además del argumento de la caducidad de la licencia como ISP, esa posición dominante es contradictoria con las leyes y reglamentaciones sobre competencia y control de monopolios, por lo que deberá diversificar su oferta o dejar de brindar el servicio.

Paradójicamente, esta decisión, en caso de ser autorizada por la Justicia Argentina, beneficiaría en forma directa a las dos compañias telefónicas competidoras de Fibertel, ya que gran parte de los cerca de 1.5 millones de clientes se verían obligados a migrar de proveedor, en consecuencia, existe la posibilidad de que una decisión para evitar una concentración monopólica derive en otra concentración monopólica. A esto se le debe sumar la falta de regulación desde hace casi 12 años del “último cuarto de milla”, el tendido de cable desde la central telefónica hasta el hogar, el cual se encuentra bajo control de las compañías telefónicas, quienes cobran un alto cánon por utilizar ese cableado a cualquier empresa que quiera prestar un servicio de comunicación, desalentando por completo la competencia y preservando su posición dominante.

Esta acción del gobierno queda enmarcada dentro de una fuerte disputa que lleva con el principal grupo de medios del país, propietarios del diario Clarín, Canal 13 y otros medios, grupo del cual también forma parte Cablevisión y Fibertel.

En Argentina, Fibertel (Cablemódem) domina el mercado de los ISP con más de 1,5 millones de clientes, seguido muy de cerca por Speedy de Telefónica de Argentina (ADSL) y Arnet del Grupo Telecom (ADSL) con 1,4 y 1,3 millones de clientes cada una.

Desde el punto de viste técnico, lo cierto es que una acción de este tipo perjudicaría en forma directa a los usuarios de internet, empeoraría la prestación del servicio y reduciría considerablemente la oferta de empresas proveedoras ya que quedarían limitadas las opciones a dos o, en el caso de las zonas donde las compañias telefónicas poseen exclusividad (Argentina está dividida en dos grandes zonas en las cuales operan las compañías Telefónica y Telecom) a un sólo ISP. Además, la diferencia de tecnología (Cablemódem y ADSL) podría dejar a algunas zonas sin ningún servicio de internet ya que estas muchas ciudades del país no poseen el cableado necesario para soportar ambas tecnologías o se encuentran a más de 3,5 kilómetros de una central telefónica.

El poco y escaso beneficio que puede tener hoy un usuario de internet en Argentina, donde las empresas de telefonía celular y los ISP encabezan los rankings de denuncias en la Defensoría del Consumidor, podrían desvanecerse al caer nuevamente como durante la década del ´90, en una bolsa controlada por uno o dos operadores, los cuales aún hoy siguen demorados en mejorar su infraestructura para dar un servicio óptimo. Una migración de millón y medio de clientes hacia estos ISP no haría más que empeorar la situación actual, perjudicando a los usuarios finales.

Vía: Fayerwayer

One thought on “Fibertel en problemas

  1. Bueno, genial todo esto…
    la gran pregunta es…
    ¿Qué hacemos los usuarios de Fibertel?
    se dice que vamos a seguir pagando el mismo costo que pagabamos en Fibertel, pero dudo que las empresas quieran perder plata, ¿quien pone una empresa para perder plata?.
    me comentaron que Speedy es muy incomodo de usar, cada vez que desee utilizar internet tendrá que entrar a la pagina de Speedy. (con un nombre de usuario, y una contraseña) y recien ahi podrá usar el servicio… (esto me lo conto una amiga usuaria de Speedy, nose si seguira siendo asi)
    Arnet, se corta siempre, la atencion al cliente es mala.
    mejor no hablemos de Telecentro internet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s